RED CHESTNUT

En ocasiones mimetizamos tanto con los demás que somos capaces de olvidarnos de nosotros mismos y empezar a vivir una vida que no es del todo nuestra, haciendo también nuestro todo el dolor y las preocupaciones del “otro”.
Las madres sabemos mucho de estos estados que se disparan cuando nuestros hijos se retrasan e inventamos cualquier circunstancia dramática que no se acaba hasta que ellos vuelven a casa.

Quizás, nuestra mayor tarea como padres sea dejar de ejercer control sobre ellos, acabar de cortar definitivamente, ese cordón umbilical que les hace y nos hace permanecer atados emocionalmente y permitirles que vivan su propia vida, tal y como también lo hicimos nosotros.


Para cualquier circunstancia en que el apego, la preocupación y el miedo por nuestros seres queridos nos arrebate el bienestar, para cualquier acontecimiento que nos distraiga de nuestro propio centramiento, esta es tu flor.




Comentarios

Entradas populares de este blog

AFIRMACIONES POSITIVAS DE LAS FLORES DE BACH

EL ALMA DE ROCK ROSE

EL ALMA DE CHICORY