LOS SIETE ENANITOS.





Este es el nuevo escrito de Jorge Gil Henao, médico y especialista en Medicina Bioenergética que ha llegado a mis manos. Que lo disfrutéis!!


"Vivir es un camino iniciático que solo nos dará luz cuando excavemos, como hacían los enanitos, nuestros campos oscuros. Sólo de los socavones de la sombra viviremos la experiencia de la luz de la luz.

Excavando en la mina más profunda, encontramos a nuestro primer minero: don DORMILON, que representa el CUERPO FÍSICO. Estamos dormidos viviendo en el mundo de lo aparente que solo nos genera miedo a enfrentarnos con la vida diaria, la culpa, los apegos y la muerte. Podríamos invitar a nuestro enanito dormilón a correr, saltar, caminar, trotar y porque no a bailar. Dicen que la vida es un carnaval.

Seguimos ascendiendo por estos cuartos oscuros y vemos en una esquina a un pequeñito sentado en posición fetal muy atemorizado: es don TÍMIDO. Representando el CUERPO PSICOSOMÁTICO. Le cuesta reconocer que un hombre es un camino, que un hombre es un destino. Tiene pánico de descubrir la fuerza vital que hay en su pulsión sexual,  que le conduce a las represiones de todo tipo, miedo al disfrute o desbordarse en aberraciones incontrolables. Podríamos invitar a nuestro amigo a bailar mapalé, a danzar con el vientre y enamorarse del mar.

Seguimos avanzando y nos encontramos a Don GRUÑÓN, cargado de afán de poder, intelectualismo y complejo de inferioridad. Representa el CUERPO PSICOLÓGICO. Podríamos invitarle a respirar abdominalmente de manera muy pausada para que haga un elogio a la lentitud.

Y ahora: Don FELIZ. El CUERPO PSICOESPIRITUAL. Don Feliz puede ser infeliz por su incapacidad de amar y su discapacidad afectiva. Tiene culpa de amar por que el amor es irracional. Le abruma el inconsciente colectivo. Podríamos invitarle a dejarse abrazar por los brazos de lo amado.

No responde. Es Don MUDO. El CUERPO ESPIRITUAL, es mejor callar que locamente hablar. Tiempo de recuperar la religiosidad y la dilución del ego. ¿ Y qué tal si hacemos de la vida un canto?.

Y ahora con nosotros Don MOCOSO. El CUERPO ESPIRITUAL TRASCENDENTE. Tanto moco debe ser por las alucinaciones o confusiones mentales. Podríamos invitarlo a desarrollar el instinto de intuición y así  poder vivir en el Palacio de la clarividencia.

Don SABIO: Le estábamos esperando con su CUERPO TRASCENDENTE. Se hace difícil despertar a Don DORMILÓN para que despierte el sabio que lleva dentro porque somos prepotentes, los sabelotodo y expertos en manipular, porque  tenemos fe ciega en los dogmas y somos rígidos en nuestros sistemas de creencias.

Espejito, espejito: ¿Quién es la más bella?

Nadie se ilumina imaginando soles sobre su cabeza. La iluminación da belleza. La belleza es interior. Y en nuestro interior hay cuevas, socavones, grietas y laberintos oscuros. Una vez revelada la noche oscura del alma resaltará la belleza. Cesará el sufrimiento y aflorará la verdad." 

Y tú, con cual te identificas más?

Comentarios

Mirta Pagola ha dicho que…
Gracias Montse!
Abrazo de luz, Mirta
Montse León ha dicho que…
A ti siempre Mirta, besos!

Entradas populares de este blog

AFIRMACIONES POSITIVAS DE LAS FLORES DE BACH

EL ALMA DE ROCK ROSE

EL ALMA DE CHICORY