AÚN LA MUERTE PUEDE MORIR.



Vuelvo a compartir otro maravilloso escrito de Jorge Gil. Deseo que lo disfrutéis como yo lo he hecho.




La vida y la muerte son como las dos alas de un pájaro, ocurren simultáneamente.

La existencia no es un alfa y un omega. La existencia no es un principio y un final. Nuestra mente dual nos tiene atrapados en la mentira científica del tiempo y del espacio. También podría decirse que nuestra consciencia en tercera dimensión, largo, ancho y alto  nos juega una mala jugada. Aparece la personalidad, es decir, la máscara que oculta nuestra identidad y no nos permite ver el ser indivisible que somos.

El despertar de la consciencia nos lleva al descenso en sí mismo, al abajamiento y al estado de arrobamiento. Tener consciencia nos lleva a la fuente original, la fuente suprema que nos da origen, nos sostiene, nos mantiene y nos entretiene. Con consciencia desaparece la voluntad humana al descubrir el engaño del ego que nos hace creer en la vida y en la muerta, en el libre albedrío, pensamiento positivo, el querer es poder y en el " piensa que puedes y lo lograrás." Al volverte hacia ti mismo reconocerás tu propia insignificancia.

Cada uno es cada uno con sus cada unadas. Hay que poner en práctica el cada uno para sí mantenido en sus justos límites para que sea posible la vida en común entre individuos civilizados.

" La vida es un misterio y la muerte es la llave que permite resolverlo. En el momento en que giras la llave, desapareces para siempre en el misterio.

No tienes que esperar la muerte para hacer girar la llave. Puedes hacerlo ahora, mediante el silencio, y disolverte en el misterio".


Vi - vir  es ver dos veces. Solo está vivo el que ve la vida en la vida. Solo está vivo el que ve la vida en la muerte.


Jorge Alonso Gil H.   
 Medicina Bioenergética

Comentarios

Entradas populares de este blog

AFIRMACIONES POSITIVAS DE LAS FLORES DE BACH

EL ALMA DE ROCK ROSE

EL ALMA DE CHICORY