LA ENFERMEDAD, UN GRAN REGALO !!

 

Resulta imposible pensar que la enfermedad es un gran regalo verdad?, pero si observamos detenidamente comprenderemos que ella está ahí precisamente para sanarnos.

Cada síntoma se presenta ante nosotros como una señal de alarma y automáticamente corremos a mitigarlo utilizando todos los medios que disponemos para ello, sin embargo, ése síntoma, ese dolor, es el lenguaje que tiene nuestra alma para comunicarse con nosotros. Es un lenguaje abstracto, de símbolos que debemos saber descifrar pero sobre todo no dejar de atender.

Digo ésto porque en nuestra memoria cósmica están las claves del saber y  reencontrarnos con nosotros mismos abrirá las puertas que conducen a esa sabiduría olvidada.

La enfermedad tiene la virtud de la sinceridad, nadie como ella nos dará los consejos mas útiles; ni el mejor médico, ni los mejores amigos pueden ser tan directos y honestos como ella.

Hemos de ser valientes y no cerrar nuestros ojos y oídos ante los síntomas o empezar a medicarnos para taparlos porque tarde o temprano vuelven aparecer con el único fin de hacernos conscientes.

Ya hemos aprendido que combatir y resistirse no sirve de nada, hay que transmutar y trascender para poder sanar y aunque utilicemos cualquier método, ya sea químico o natural para nuestra recuperación, si no entendemos la raíz de nuestras dolencias,  la enfermedad  que aparentemente ha desaparecido, volverá; y volverá con otra forma, en otro lugar o al cabo del tiempo, porque realmente no hemos reconocido nada.

La responsabilidad es nuestro deber  a partir de ahora. Hacernos cargo desde el corazón y con profunda delicadeza y amor de todo cuanto nos hemos dañado, de la brutal forma en la que hemos consentido... de tantas y tantas veces que no nos hemos amado.

A partir de ahí comienza la verdadera sanación, a partir de ahí podemos empezar a decirle al mundo que ya estamos hartos de las campañas de solidaridad, las velas, el acompañamiento a las víctimas y los buenos deseos. Desde ya, hay que lanzar al viento la verdad de las palabras de Edward Bach.

"La enfermedad no será curada o erradicada jamás por los actuales métodos materialistas, por la simple razón de que su origen mismo no es material."



Espero vuestra participación para poder crecer mutuamente; mientras tanto, siempre que estéis tristes, cansados, preocupados, faltos de aliento, deprimidos, con rabia o miedo.. recordad que las Esencias Florales nos dan la capacidad de observarnos, nos muestran como nos sentimos estando en paz y propician un cambio suave y duradero.

No importa en que estado te encuentres, Cualquiera que sea tu desarmonía, siempre habrá una flor que te ayudará a reconocerla y a transformarla.

Un abrazo,
Montse.

Comentarios

Entradas populares de este blog

AFIRMACIONES POSITIVAS DE LAS FLORES DE BACH

EL ALMA DE ROCK ROSE

EL ALMA DE CHICORY